Noticias


Con nuevo cono monetario no se cubrirá la demanda

Fecha 2018-04-03

 

Tras el anuncio efectuado por el presidente de la República, Nicolás Maduro, con respecto a la entrada del nuevo cono monetario este 4 de junio de 2018, es prácticamente imposible que el Banco Central de Venezuela pueda hacer la emisión de billetes correspondientes para cubrir la demanda que presenta la nación actual mente, aseguró el economista Leonardo Buniak.

 

“En la actualidad están circulando alrededor de dos mil ochocientos millones de piezas de billetes, por lo que, para quedar igual de cómo estamos ahorita, luego de que se instale el nuevo cono monetario, el Gobierno tiene 9 semanas para imprimir o duplicar la ya referida cantidad, lo que es imposible en estos momentos ya que el BCV no tiene el material suficiente para ordenar y que lleguen esas piezas a tiempo a Venezuela”, precisó Leonardo Buniak en entrevista con El Universal.

 

A su vez resaltó que, con esta medida el problema del efectivo durante el mes de abril, mayo y junio se va a complicar mucho más.

 

En un mismo sentido, el especialista reafirmó que “hasta que no se logre estabilizar la inflación, no se debe avanzar a una medida cosmética, como lo es la instalación de la reconversión monetaria”.

 

Por otra parte, el economista Luis Enrique Gavazut opina que, “la decisión del Ejecutivo Nacional de establecer un nuevo cono monetario es extraordinaria, para todos aquellos que queremos que el bolívar siga siendo nuestro signo monetario, con toda la carga afectiva, emocional, simbólica e histórica que este tiene”, puntualizó.

 

En tanto, dijo que la orden también aclararía muchas dudas que la población venezolana tenía con respecto al bolívar y el petro, cuando se llegó a pensar que el criptoactivo iba a estar en competencia con el bolívar y por ende podía desaparecer el mismo.

 

Igualmente Gavazut concluyó que a corto plazo, esta medida tendría un efecto económico muy positivo, “ya que posibilitaría el retorno del dinero en efectivo que se ha fugado entre las fronteras y lo regresaría a las arcas de la banca pública y privada, posibilitando así la producción de los nuevos”, afirmó.


  Fuente: El Universal